Los robots SCARA son el primer paso para la robotización en diversas industrias y, en muchos casos, suelen ser la solución ideal.

Ante la palabra “robot”, la primera imagen que suele surgir en la mente de las personas se parece mucho a Asimo, el pionero robot humanoide de Honda que se hizo famoso hace más de una década. Y ante la frase “robot industrial”, lo más probable es que nos imaginemos un brazo de 6 ejes en una inmensa fábrica de automóviles. Sin embargo, pocos piensan en la inmensa variedad de robots que existen actualmente: Brazos, SCARAs, Deltas, Cartesianos, Arañas, Co-bots, y más; de entre los cuales el robot SCARA destaca por su eficiencia de movimiento, sus costos reducidos, su gran precisión y otras geniales características.

Robot SCARA Epson

Las siglas SCARA son la versión abreviada de Selective Compliance Articulated Robot Arm, que podría traducirse en español como “brazo robótico de movimiento selectivo”. Este nombre se relaciona con el rango de movimiento del robot, que está limitado a desplazarse en el plano X-Y, siendo casi rígido en la dirección Z. De esto surge la pregunta, ¿por qué un robot con movimiento limitado sería la primera opción?

Esto se puede afirmar ya que una gran variedad de procesos en la industria pueden realizarse con movimientos en el plano X-Y, y con movimientos limitados en el eje Z: Pick and place, ensambles, clasificación, alimentación, atornillado, y más. ¿Y por qué no usar un brazo de 6 ejes, que puede hacer todo eso?

Porque en robótica, menos es más. 

Para robotizar, el análisis de inversión es crucial: No se requiere el robot más complejo, sino el que pueda hacer el trabajo con eficacia y precisión, y con eficiencia de movimiento, de energía, de espacio y de costos. Entonces, ninguna industria real invertiría en un robot más complejo del que necesita.

Los robots SCARA son, por su naturaleza, de los más precisos, más rápidos, y más eficientes.

  • Precisos, ya que al tener solo 2 motores para posicionarse en el plano se reduce el error inherente a cada actuador: otros robots necesitan mover 3 o 4 motores para llegar a la misma posición.
  • Rápidos, porque al tener solo 4 ejes el tiempo de cálculo de los movimientos se reduce.
  • Eficientes, porque son compactos y portables, ahorrando espacio y energía sin limitar el alcance.

Solo cuando se necesite agregar un desplazamiento significativo en el eje Z podría considerarse un robot delta; y cuando se requiera un movimiento de rotación tridimensional del objeto en la pinza, un robot de 6 ejes.

¿Conoces alguna fábrica con un robot SCARA? ¡Seguro que sí! Múltiples industrias en el mundo ya usan estos robots: Farmacéutica, electrónica, automotriz, alimentaria, consumo masivo, cosmética, entre otras; y seguro que pronto podremos ver muchos instalados en Latinoamérica.

¿Quieres recibir más información sobre este y otros temas de industria 4.0?Inscríbete en: https://lnkd.in/eGnBggz